Muerte de un cineasta mexicano que se ganaba la vida

PARIS: De su verdadero nombre Menouar Merabtène, Slim, dibujante de prensa, es el creador de los primeros héroes del cómic argelino. Muy popular en su país, Slim ejerció su talento en multitud de soportes: carteles, discos, viñetas de prensa, anuncios, logotipos, caricaturas…

Después de estudiar en el Instituto de Cine y Televisión Ben Aknoun, Slim asistió a Studio Filmow Rysunkowych, un estudio de animación polaco, como parte de su pasantía obligatoria en 1964. “Estudié la cámara y la imagen mientras continuaba con mi práctica de dibujo”, nos cuenta. El diseñador del cómic más popular de Argelia ha realizado películas de animación para la televisión argelina, así como anuncios publicitarios a lo largo de su carrera. A él le debemos muchas creaciones de carteles para el cine norteafricano (Argelia, Túnez y Marruecos).

“Dibujar me salvó de una infancia infeliz. Cuando era pequeño, dibujar me permitió tener lo que quería: un tren eléctrico, un auto de lujo…”, dijo Slim a Arab News en francés. Mientras crecía, Slim era lo que hoy se llamaría un “influencer”.

“Cuando contaba mis historias, la gente las escuchaba.” Precisa que el dibujo era una vía de escape para los jóvenes de su época. “Muchos jóvenes me han pedido consejos sobre cómo iniciar este camino”, recuerda.

Hoy en día, gracias a los avances de la tecnología audiovisual, es mucho más fácil dibujar y crear. “En mi época dibujábamos tanto con pluma como con tintero y lápiz. Hoy dibujo en la pantalla con Photoshop. Es mil veces mejor porque te permite hacer la puesta en escena. Creo mi personaje Bouzid, lo reproduzco en diferentes versiones según mis inspiraciones, con solo hacer clic con el lápiz en la pantalla, le doy color… Es maravilloso”, nos explica.

La “gente pequeña”

Los dibujos de Slim hablan de su vida cotidiana y de la “gente pequeña” que conoce. “Pasé tiempo en cafés y observé la reacción de los lectores que leían mis álbumes. Entonces entendí que tenía cosas que decir, que contar. Nos explica que se enfrentó a la censura en ese momento. “No sabía que había cosas que no puedes decir”.

Zina y Bouzid, los personajes de los cómics de Slim (foto proporcionada)

El cómic de Slim se caracteriza por la creación de dos personajes icónicos: Bouzid y Zina. “Para Zina, me inspiré en las mujeres argelinas, esas mujeres con velo que usan el haik. El Haik M’rama es un tejido de seda que se sujeta a la cintura y cubre el cuerpo. Es un velo tradicional que llevan las mujeres de la ciudad de Argel desde finales del siglo XIX con sus tradicionales sarouals y zapatos de tacón. Me pareció muy bonito y muy femenino. Creé a Zina como la vi, muy sexy, hermosa y más inteligente que Bouzid que es un patán. Zina frena los impulsos a veces brutales de Bouzid”, nos explica.

Un artista prolífico

Álbumes de historietas, carteles de películas, dibujos animados de prensa, películas de animación o publicidad: Slim es productivo. Ha colaborado con numerosos títulos de prensa argelinos y franceses, incluidos Algérie-Actualité, Charlie Hebdo, Le Monde, L’Humanité y Alger-Info. “Empecé a hacer viñetas de prensa para el semanario Algérie-Actualité en la década de 1980. Para evitar la censura, solo tuvo que hacer pequeños guiños en estas creaciones. “Tenía límites; había que ser inteligente para evitarlos”, revela.

Slim siempre ha estado interesado en lo que sucede en el extranjero. En sus viajes, se inspira en el trabajo de sus colegas de Charlie Hebdo y, en general, en dibujantes belgas y franceses. “El Festival de Cómics de Angulema me trajo mucho. Esto me permitió conocer a los grandes nombres, especialmente a mis colegas franceses y belgas. Aprendí mucho de grandes dibujantes como Siné, a quien frecuentaba en 1972 cuando hacía caricaturas políticas o de entretenimiento. Tal evento permite a los autores confrontar sus ideas, seguir dibujando, crear, reproducir, poner las palabras en boca de los personajes, hacerlos funcionar bien o mal según el escenario.

Delgado, regular en el Magreb-Orient des Livres

Cuando se le pregunta sobre la importancia de integrar las historietas en la programación Maghreb-Orient des Livres, Slim confiesa que es un asiduo del evento: asiste desde 1995. “Me encuentro con amigos de cómics de Francia, Argelia, Marruecos y Túnez. Este encuentro nos permite ver su desarrollo y seguir su trabajo. La gente que cuenta historias se encuentra, eso es maravilloso. Y también es una oportunidad para que los autores conozcan a sus lectores”.

Felipe Dieguez

"Pensador. Defensor de la comida. Entusiasta incurable del café. Comunicador. Estudiante orgulloso. Aficionado a los zombis. Fanático de la televisión. Alborotador extremo".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.