México denuncia ‘saqueo’ de su patrimonio tras venta en París

La movilización de cinco países latinoamericanos no fue suficiente. El miércoles 10 de noviembre salieron a la venta en París 139 obras de arte precolombino y taíno de Christie. La víspera, las embajadas de Colombia, Guatemala, Honduras, México y Perú habían emitido un comunicado de prensa conjunto pidiendo la cancelación del evento y denunciándolo. “transacción ilegal” su patrimonio histórico. Una Kulturkampf restringida por la legislación francesa, relativa al fondo de comercio de los coleccionistas.

“Este tipo de transacciones fomentan el saqueo, tráfico y lavado de bienes por parte del crimen organizado”, fustigó el comunicado de prensa de las cinco embajadas en París. Las subastas tuvieron lugar en los muy elegantes salones Christie’s en Avenue Matignon y recaudaron más de 3 millones de euros. Lo más destacado de la venta fue un hacha maya de 34 cm fabricada en México entre 550 y 950, que representa a un hombre contorsionado con una serpiente en los brazos. El trozo de roca metamórfica se compró por 692.000 €, el triple de su presupuesto original. Otras 71 monedas mexicanas fueron subastadas el miércoles.

“El patrimonio cultural no es un objeto comercial”, declara a Mundo Ministro de Cultura de México Desde octubre, su gobierno pedía que se revirtiera la venta. “Requerimos que las piezas sean devueltas. Su lugar está en un museo porque representan la identidad de nuestras antiguas civilizaciones, algunas de las cuales todavía están muy vivas en la actualidad. » México tiene 68 pueblos indígenas que constituyen alrededor del 10% de sus 126 millones de habitantes.

enigma legal

Estas ventas son ilegales. denuncia Alejandra Frausto, quien recuerda que una ley federal aprobada en 1972 protege las piezas encontradas en las zonas arqueológicas de México. El ministro envió dos cartas a Christie’s en octubre y noviembre. “Respondieron que la venta respeta la ley francesa, que reconoce a quién pertenece la propiedad y favorece los derechos de propiedad a costa de proteger el patrimonio cultural extranjero”. ella se arrepiente En consecuencia, corresponde al demandante probar la ilegalidad de las cosas vendidas. “Sin embargo, debido al comercio ilegal, es muy difícil determinar cuándo salieron de territorio mexicano. Sin mencionar que muchos coleccionistas adquirieron obras antes de nuestra Ley de 1972”.

Un enigma legal al que México se enfrenta una y otra vez. Su protesta de 2019 contra dos ventas organizadas por Millon y Sotheby’s también terminó en fracaso. Desde entonces, las decepciones se han multiplicado. Sin embargo, París y México firmaron un acuerdo el 1 de enero.ah Julio una “Declaración de Intención para Fortalecer la Cooperación contra el Comercio Ilícito de Bienes Culturales”. Y Alejandra Frausto explica: “La declaración, que reafirma la vigilancia de los dos países, es un paso en la dirección correcta. Pero el enfoque no cubre las piezas compradas en el pasado. »

Todavía tienes el 41,99% de este artículo para leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Felipe Dieguez

"Pensador. Defensor de la comida. Entusiasta incurable del café. Comunicador. Estudiante orgulloso. Aficionado a los zombis. Fanático de la televisión. Alborotador extremo".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.